Usted está aquí

Coordinación público-privada incorpora tecnología en rehabilitación de fauna silvestre

-A A +A

Sernapesca al día

Coordinación público-privada incorpora tecnología en rehabilitación de fauna silvestre

Miércoles 27 de Mayo, 2020

Mientras la atención mundial está puesta en los alarmantes efectos que está provocando la pandemia por Covid-19, hay otras áreas que siguen desarrollándose, porque la naturaleza no entiende de cuarentenas. Es el caso del trabajo que realizan entidades al resguardo de la conservación de fauna silvestre.
 
Como se ha apreciado en videos que circulan en redes sociales, muchos animales han aparecido en zonas urbanas ante el confinamiento de las personas. Desde la región del Biobío, Sernapesca informa que en este periodo han continuado varando especies como pingüinos y tortugas marinas.
 
"El trabajo de rescate de fauna protegida continúa desarrollándose, tomando los resguardos de bioseguridad de nuestros funcionarios", señaló Claudio Báez, Director Regional. Agregó que "hemos tenido que avanzar en gestiones con entidades privadas por el cierre de los hospitales clínicos veterinarios universitarios en Concepción. Afortunadamente, hemos estrechado lazos con el centro de atención de fauna silvestre Ñacurutú de Coliumo, Tomé, y ahora además, se activó un acuerdo público-privado con el centro médico SINAMED para toma de radiografías a los animales.
 
Exámenes sin costo
 
Hace solo unos días se realizó un examen radiológico a un pingüino magallánico que se encuentra  en el Centro Ñacurutú. El ejemplar rescatado en playa Maule, Coronel, permanece internado ahí desde el 13 de marzo.
 
El pingüino presenta un problema en sus patas y no logra ponerse de pie. Por eso se realizaron gestiones con la empresa SINAMED, dedicada a la distribución de insumos y equipamiento radiológicos y audiovisuales. "Apelando a su política de responsabilidad social empresarial, se solicitó la toma de Rayos X para  el pingüino y ellos accedieron inmediatamente" relató Astrid Guerra, profesional del Sernapesca.
 
Esta acción se convirtió en un operativo con aparatos móviles, que permitieron realizar más exámenes a otros animalitos que el SAG  deja en el centro de rehabilitación de fauna en Coliumo. El administrador del Centro Ñacurutú, médico veterinario Cristian Herrera, informó que se realizaron radiografías a aves como lechuzas. La toma de exámenes fue sin costo alguno, los resultados fueron entregados en formato digital, y constituyen un tremendo salvavidas para estas especies que están en riesgo de conservación.
 
Según lo señalado por el Dr. Herrera, al parecer el pingüino rescatado por Sernapesca no tendría fracturas en sus extremidades, por lo que se evalúa algún problema de tipo neurológico. "Allí es donde se hace necesario contar con un panel de veterinarios expertos para abordar estos temas, sobre todo en estos momentos contingentes, porque pese a la situación de catástrofe por el coronavirus, la fauna marina debe seguir siendo atendida y rehabilitada", indicó Guerra.